domingo, 13 de noviembre de 2011

Pequeños trucos para hacer las trenzas pegadas

El otro día una lectora del blog (Hola Marta) comentó que a ella cuando las trenzas pegadas se le acaba el cabello antes de terminar de trenzar, esto me hizo pensar en pequeños trucos que ido aprendiendo yo solita a base de hacer y que he leído en otros blogs que me han facilitado la vida a la hora de hacer estas trenzas.

Lo primero a lo que os animo es a ver vídeos, muchos vídeos, aunque estén en inglés de todo se aprende algo, si ponéis cornrowing en YouTube os saldrán unos cuantos. Hacer este tipo de trenzas puede costar muchos días de prácticas y ver vídeos de gente haciéndolas nos da ideas sobre como colocarnos, como colocar las manos, como preparar el cabello, pequeños trucos, aparte de bonitos diseños (creo que esto último es lo menos importante, al menos de momento).

Antes de empezar a trenzar yo me tengo que mentalizar y concentrarme en mantener las manos pegadas a la cabeza de mi niña, pienso "manos abajo, dedos pegados" como un millón de veces!! Me lo tengo que repetir durante el tiempo que estoy trenzando otro millón de veces... Pegando las manos a la cabeza conseguimos que las trenzas queden pegaditas y no fofas sin necesidad de dejar los mechones tirantes evitando dolores en las manos del que trenza y lo que es más importante en la cabeza del trenzado.

Un problema que a mi me "atacaba" cuando empecé a hacer estas trenzas (y creo que el único que he conseguido controlar) es el que comentaba Elena, a mitad de la trenza el mechón que tengo que añadir a la misma está varios kilómetros más abajo de donde debería estar, o simplemente no está, ya he cogido todo el pelo disponible de la sección a trenzar. Esto es debido a que los mechones que hemos ido añadiendo a la trenza tienen demasiado pelo. Es difícil saber cuanto cabello coger cada vez, yo lo que hago es añadir mechones muy pequeños al principio y según voy avanzando ya puedo ver si los tengo que agrandar o seguir en la misma línea.

Mientras nos hacemos profesionales del trenzado podemos utilizar trucos, por ejemplo, se puede robar un poquito, poquito de pelo de la sección de al lado y añadirlo a nuestra trenza, tiene que ser muy poco pelo para que no se note mucho y hay que conseguir que quede muy pegadito sin estar tirante.
Y el mejor truco, para mí, y el más sencillo es trenzar un par de veces sin añadir cabello a la trenza, hasta llegar a donde si que hay cabellos que coger. Este truco es genial pero tiene sus riesgos, el trozo de trenza al que no le hemos añadido mechones de cabello no está cosido a la cabeza por lo que puede ondularse. Yo no lo haría en más de dos cruces, a parte de que la trenza quede fofa en esta sección, deja un hueco en el que el peque se puede enganchar con algo, es difícil pero... A veces no queda más remedio que usar este truco, a mi me pasa cuando trenzo muy al borde de la frente, mi niña tiene "¿entradas? y en estas no hay cabello que coger por lo que sigo trenzando normalmente hasta llegar a donde si hay cabello.
La zona de las entradas está trenzada sin añadirle cabello.


Otro de los problemas que nos podemos encontrar al hacer trenzas pegadas o cosidas es que cuando empezamos a trenzar la trenza está pegadita pegadita a la cabeza pero cuando vamos a terminar está lejos, despegada, con los mechones que hemos añadido flojos. Como evitar algo que me trae por la calle de la amargura???  Esta es la teoría la práctica la voy consiguiendo poco a poco.

Fundamental, manos abajo dedos pegados a la cabeza, pero la cabeza es redonda y según vamos desplazándonos sobre la misma hacia la nuca, por ejemplo, es más difícil mantener las manos y los dedos en la posición correcta. Cambiar nuestra posición puede facilitarnos la vida, yo suelo pedirle a mi princesa nubia que se siente en un taburete, mientras yo me siento en el sofá cuando toca trenzar la nuca, cuando trenzo en un lado, hay veces que termino de rodillas en el suelo.

Espero que estos pequeños trucos os sirvan de ayuda a la hora de hacer trenzas pegadas o cosidas, para mi la teoría es más fácil que la práctica, pero las práctica es  más divertida

2 comentarios:

  1. Hola, lo que has comentado de los dedos pegados a la cabeza también es un buen consejo. Yo he aprendido a hacer trenzas porque mi niña quiere el pelo largo y mientras esperamos a que crezca, creo que hay que llevarlo recogido de alguna manera y sobre todo, revisar que no viva nadie dentro de todo ese pelazo.
    Al principio, llevábamos a la niña a la peluquería pero era un horror porque estábamos 4 horas llorando.
    Luego le propuse a una chica Senegalesa que me enseñara a hacerlas y me dijo que no podría
    aprender porque esto era algo que ellas aprendían desde pequeñas.
    Me dió tanta rabia que me propuse aprender y desde entonces aqui estoy, venga ver videos y leer foros.

    ResponderEliminar
  2. Ay Marta como me suena lo de las pelus... nosotras dejamos de ir por lo mismo, aunque alguna vez habrá que darle un corte de pelo y no se que haré cuando llegue ese momento!!!

    ResponderEliminar

Txiki A y yo misma, escribimos este blog para enseñar, pero también para aprender por lo que cualquier comentario que nos ayude a seguir mejorando en el cuidado del cabello y la piel afro será bienvenido. Gracias por participar.